Evitar la deshidratación teniendo agua fresca y limpia en casa. Agua filtrada que puedes conseguir a través de un filtro de agua en Doctor Agua tienda online

Deshidratación, un riesgo para nuestros mayores

Durante estas semanas en las que, debido a la pandemia del coronavirus, estamos todos encerrados en nuestras casas, muchas personas mayores se han quedado en sus hogares probablemente echando de menos las visitas de sus familias. Habitualmente es normal ver cómo los fines de semana, muchas personas se desplazan al hogar de sus mayores para echarles una mano o incluso para llevarlos a dar una vuelta y romper así con la rutina del día a día.

Desgraciadamente en estos momentos este apoyo tan necesario les falta a muchos ancianos que se han quedado aislados en sus casas esperando que todo vuelva a la normalidad.

Son días en los que muchos de nuestros ancianos van a estar más solos que de costumbre y entre otros riesgos, la deshidratación es uno a tener en cuenta.

Hidratarse adecuadamente es fundamental para mantener una buena salud ya que el agua constituye una gran proporción de nuestros cuerpos. Si bien es cierto que la mayoría de los adultos pueden controlar y responder a sus necesidades de hidratación, esto se vuelve más difícil a medida que envejecemos. O dicho de otra forma, las personas mayores son más susceptibles de deshidratarse.

En esta publicación de blog, veremos los síntomas de la deshidratación en los ancianos y las formas de ayudar a las personas mayores a satisfacer sus necesidades de hidratación.

¿Por qué los ancianos corren un mayor riesgo de deshidratarse?

  • Hasta el 20% de los adultos mayores están deshidratados. A medida que envejecemos, disminuye nuestra capacidad para percibir la sed.
  • Los adultos mayores también pueden tener problemas de movilidad que limitan su capacidad de obtener agua por sí mismos.
  • El deterioro cognitivo y las enfermedades físicas (incluidos los problemas para tragar) también son posibles barreras para mantenerse hidratado.
  • Algunas personas mayores pueden reducir, a propósito, consumo de agua debido al miedo a la incontinencia o  para evitar depender de otros para que les ayuden a ir al baño.Sin embargo limitar la ingesta de líquidos empeora la incontinencia porque reduce la capacidad de la vejiga.
  • Personas con demencia o Alzheimer forman un grupo de mayor riesgo aún ya que pueden estar desorientadas u olvidarse. Para ellos es más difícil incluso reconocer y responder a la sensación de sed.
  • También quienes toman medicamentos como diuréticos o laxantes corren más riesgo de deshidratación debido a la pérdida de líquidos.

Consecuencias de la deshidratación en personas mayores

Una hidratación deficiente tiene consecuencias perjudiciales para la salud de las personas mayores, llegando a ser fatal si no se detecta a tiempo. Incluso una deshidratación leve puede provocar distintas afecciones. Las consecuencias más comunes son estreñimiento; puede afectar la capacidad cognitiva, lo que resulta en confusión y delirio, hipotensión, disfunción de las glándulas salivales, mal control de la hiperglucemia en la diabetes e hipertermia.

Se aconseja a las mujeres mayores que no tienen que restringir su ingesta de líquidos por razones médicas, como problemas cardíacos o renales, que tomen ocho vasos al día. Para los hombres mayores, son 10 vasos.

En las personas mayores la sensación de sed suele aparecer cuando ya ha comenzado la deshidratación. Para evitarla pueden seguirse algunas pautas que son relativamente fáciles de observar

 

Cómo animar a las personas mayores a mantenerse hidratadas

 

  • Aunque lo más aconsejable para prevenir la deshidratación es el agua, una buena forma de adquirir el hábito de beber constantemente es incorporando bebidas que sean del agrado de la persona mayor y poco a poco irlas sustituyendo por agua.
  • Evitar bebidas no recomendables ya que no todos los líquidos son igualmente eficaces para mantener un buen equilibrio hídrico. Algunos, como el café o el té, pueden tener efecto diurético, así que se recomienda consumirlos moderadamente. De lo contrario, podríamos conseguir el efecto opuesto al que buscamos. Las bebidas alcohólicas no son recomendables, puesto que pueden aumentar el riesgo de deshidratación en ancianos.
  • Asegurarse que siempre tomen una bebida durante las comidas y que entre comidas tomen agua, infusiones o zumos..
  • Incluir en la dieta alimentos hidratantes como sopas, guisos, batidos, yogures y frutas. Además de ingerir líquidos, los alimentos ricos en agua ayudan a mantener un buen nivel de hidratación en ancianos. Las frutas y verduras contribuyen a prevenir la deshidratación. En concreto, se les deben ofrecer aquellos alimentos con alto contenido en agua, como melón, sandía, fresas, uva, naranja, zanahoria o pepino, entre otros.
  • Diversos estudios han observado que en ocasiones la barrera es el propio menaje. A medida que envejecen, las personas pueden tener dificultades con ciertos artículos de su cocina. Una cafetera que se resista y cueste cerrar, una taza muy pesada, un exprimidor que necesite mucha presión. Un menaje liviano y fácil de usar puede marcar la diferencia
  • La hora de tomar la medicación es un buen momento para aumentar la ingesta de líquidos
  • Dejar una jarra o una botella de agua rellenable en un lugar fácilmente visible y accesible.
  • Incorporar la hidratación a la actividad social. Por ejemplo si salen que lleven consigo una botella de agua rellenable o que si quedan para tomar algo que lo acompañen siempre con agua (este consejo para cuando termine la pandemia y podamos volver a nuestra vida social)
  • Es mejor beber poco pero con frecuencia y durante todo el día. En caso de tratarse de una persona mayor con problemas de memoria, sería bueno que tuviera notas recordatorias en lugares estratégicos como el frigorífico, la pùerta de la cocina, etc.
  • Hacer que el agua sea más sabrosa y apetecible con un filtro de agua cerámico, como los filtros de la marca Doulton.
El sabor del agua es importante a la hora de ser constante en el hábito de estar hidratado por ese motivo desde este blog queremos recordar la importancia de tener un agua con buen sabor, que además esté libre de contaminantes.

Usar un filtro de agua en la cocina puede resolver todas estas cuestiones permitiendo que nuestros mayores tengan a disposición un agua sana, de buen sabor, con todas sus propiedades y lista para mantener el cuerpo en un estado óptimo de hidratación. De esta forma beber se convertirá en una experiencia positiva y placentera

Descubre nuestra gama de productos en nuestra tienda on line y decide qué filtro es el que más se ajusta a tus necesidades

 

Como siempre queremos premiarte a ti que nos estás leyendo. Entra en nuestra tienda echa un vistazo a nuestros filtros y aplícate un 10% de descuento tan solo escribiéndonos a info@doctoragua.es y solicitando tu descuento de cortesía que estaremos encantados de enviarte.

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, muy buenas.
¿En qué podemos ayudarle?

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto. Ver detalles

Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web pueden utilizar para hacer más eficiente la experiencia del usuario.

La ley afirma que podemos almacenar cookies en su dispositivo si son estrictamente necesarias para el funcionamiento de esta página. Para todos los demás tipos de cookies necesitamos su permiso.

Esta página utiliza tipos diferentes de cookies. Algunas cookies son colocadas por servicios de terceros que aparecen en nuestras páginas.

En cualquier momento puede cambiar o retirar su consentimiento desde la Declaración de cookies en nuestra POLÍTICA DE COOKIES .

Obtenga más información sobre quiénes somos, cómo puede contactarnos y cómo procesamos los datos personales en nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar