Agua y dientes: 4 razones para beber más

Sabemos que el agua es muy saludable pero pocas veces reparamos en la estrecha relación que hay entre el agua y nuestra salud bucodental.

Los beneficios de una boca sana no se limitan únicamente masticar sin problemas, pronunciar mejor los sonidos o evitar molestias digestivas, sino que se extienden a nuestro estado de salud general. Una boca sana nos previene de dolores cervicales o de cabeza, y disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares o diabetes.

Cepillarse los dientes después de cada comida y el uso del hilo dental son cruciales, pero beber agua debería ser parte de nuestra rutina diaria ¿Por qué? He aquí cuatro razones de peso.

 

Beber agua es excelente para dientes y encías

1-Beber agua mantiene limpios los dientes

Una ingesta constante de agua a lo largo del día elimina los residuos de los dientes y las encías. Esto minimiza las posibilidades de que se acumule placa. Además, tomar un vaso de agua después de las comidas nos va a ayudar a enjuagar el ácido que se acumula como resultado del consumo de algunos alimentos, así como azúcar y bacterias que son los principales causantes de las caries.

La caries es una lesión de la estructura dental provocada por la acción de los ácidos liberados por la placa bacteriana. La caries debe ser tratada a tiempo. Una vez ha afectado al esmalte dental, afectará a la dentina y, posteriormente, al nervio dental.

 

2- El agua hidrata las encías y evita la pérdida de dientes

Dientes y encías están íntimamente conectados. Beber agua constantemente hará que las encías estén más hidratadas, limpias de placa, evitando así la temida gingivitis (inflamación y sangrado reversible de las encías)

Si la gingivitis no se trata a tiempo, puede desarrollar encías hundidas y periodontitis.

La periodontitis es un debilitamiento de las estructuras que mantienen los dientes en su lugar, lo que puede causar la pérdida de dientes con todas las complicaciones físicas y psicológicas resultantes.

3-Beber agua aumenta las defensas naturales contra el daño dental

Beber agua ayuda a fortalecer los dientes y las encías al estimular la producción de saliva. Cuando no bebe suficiente agua se produce menos saliva.

La saliva es una sustancia que producimos de manera natural y está formada, en un 99% por agua.

 

La saliva desempeña una labor fundamental en nuestra salud bucodental, al tener numerosas funciones beneficiosas para la misma:

  • La saliva arrastra las bacterias y los microorganismos presentes en la cavidad oral protegiendo los dientes de la acción de los agentes patógenos.
  • Lubrica las encías.
  • Permite distinguir mejor el sabor de los alimentos, y ayuda a la digestión colaborando en la formación del bolo alimenticio.
  • Contribuye a mantener el pH de la boca neutro, evitando que la boca se convierta, por lo tanto, en un medio ácido que favorece la aparición de caries.
  • Favorece el proceso de cicatrización de heridas y pequeñas llagas.

 

¿Qué pasaría si no generamos suficiente saliva? Correríamos el riesgo de padecer xerostomía o síndrome de la boca seca. Se trata de una afección no solo genera molestias a la hora de hablar o masticar, sino que también aumenta el riesgo de caries o enfermedades periodontales, así como de sufrir mal aliento.

La saliva es una sustancia que producimos de manera natural y está formada, en un 99% por agua

4-Menos azúcar menos caries

Al beber más cantidad de agua se reducirá indirectamente el consumo de azúcar con el consiguiente beneficio para nuestra salud.

Las bebidas azucaradas provocan caries al proporcionar alimento para las bacterias que las causan. Los ácidos que se encuentran en muchas de estas bebidas también pueden provocar la ruptura del esmalte dental.

Ciertos alimentos y bebidas azucarados pueden afectar el nivel de pH natural de nuestra boca, lo que lleva al crecimiento de bacterias y caries. Beber agua ayuda a eliminar los líquidos ácidos y, en última instancia, fortalece los dientes.

El agua carbonatada es una opción mucho mejor para los dientes que las bebidas gaseosas azucaradas. Sin embargo, tiene un elemento de acidez que puede debilitar nuestro esmalte, haciendo que nuestros dientes sean más sensibles a las caries.

 Las bebidas azucaradas provocan caries al proporcionar alimento para las bacterias que las causan

Otras consideraciones

Si bebes agua como sustituto de otras bebidas estarás evitando manchar tus dientes que es lo que suelen hacer gran parte del resto de las bebidas que solemos consumir como los refrescos, el té, el vino, los zumos o el café.

En caso de quemadura en la lengua un enjuague con agua fría es muy recomendable para aliviar el daño. Por cierto, aplicarse hielo directamente no es una buena solución porque puede empeorar la irritación.

Las personas que están en tratamiento de ortodoncia agradecen mucho los irrigadores bucales ya que los métodos de ortodoncia fijos como los brackets complican mucho llegar con el cepillo a todos los recovecos de la boca. Mediante el uso de agua a presión se podrá eliminar de manera satisfactoria todos los restos de comida que no hayan sido posibles retirar con el cepillado tradicional.

En caso de tener llagas o alguna herida en la boca viene muy bien realizar enjuagues de agua con sal para favorecer su cicatrización.

Conclusión..

En un estudio reciente, se encontró que el 93 % de las muestras de agua embotellada contenían fragmentos de plástico muy pequeños microplásticos.

Estos microplásticos son el resultado de los procesos industriales involucrados en el embotellado del agua. Todavía no conocemos al 100% el impacto exacto de los microplásticos en nuestra salud, pero para qué arriesgar nuestro bienestar cuando puede elegir un refrescante vaso de agua filtrada del grifo. Eso sin mencionar el impacto ambiental que tanta botella de plástico está dejando en el planeta.

Las botellas de plástico son uno de los artículos que más basura arrojan en el mundo.

Nuestros suministros de agua del grifo contienen una variedad de contaminantes comunes, siendo el cloro, un agente antimicrobiano, el más abundante. Como sabrá, esto puede afectar el aroma y el sabor del agua del grifo. El agua con un nivel de cloro muy alto puede tener un nivel de pH más bajo y potencialmente causar erosión del esmalte.

Sin embargo este problema tiene una solución sencilla si instala en su hogar un filtro de agua como los que recomendamos desde Doctor Agua. Filtros ecológicos, sencillos de usar y que liberan el agua del grifo del 99,99% de sustancias contaminantes.

Los filtros de agua de la marca Doulton son la mejor y más eficiente solución para tener un agua sana y deliciosa que cuide su salud y la de su boca.

 

Filtro de agua HCP Doulton

Para los que no quieren dejar su salud al azar y desean hacerse cargo de lo que hay en su agua potable pueden escribir un email a info@doctoragua.es solicitando un descuento para su próxima compra, que con todo gusto le haremos llegar.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
WhatsApp Doctor Agua
Hola, muy buenas.
Pregúntanos, estamos para ayudarte

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto. Ver detalles

Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web pueden utilizar para hacer más eficiente la experiencia del usuario.

La ley afirma que podemos almacenar cookies en su dispositivo si son estrictamente necesarias para el funcionamiento de esta página. Para todos los demás tipos de cookies necesitamos su permiso.

Esta página utiliza tipos diferentes de cookies. Algunas cookies son colocadas por servicios de terceros que aparecen en nuestras páginas.

En cualquier momento puede cambiar o retirar su consentimiento desde la Declaración de cookies en nuestra POLÍTICA DE COOKIES .

Obtenga más información sobre quiénes somos, cómo puede contactarnos y cómo procesamos los datos personales en nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar